El rumor en las organizaciones

En las organizaciones existen dos tipos de comunicación, por un lado la que se transmite por los medios formales en las empresas, bien sea correo institucional, cartelera interna o en reuniones de departamento, y la comunicación informal, que se da fuera de estos medios, los cuales se transmiten generalmente de boca en boca, es decir, nace de la interacción de las personas entre si y es lo que comúnmente se conoce como cotilleo o chisme.

El rumor nace a raíz de la falta de información, ejemplo de esto es cuando los comunicados no son 100% entendidos y es allí donde se abre pie a interpretaciones libres. Según la doctora Marta Romo, socia de Be-Up, existen 3 clases de rumores: el primero relacionado a uno mismo, a un jefe o relacionados al trabajo y los que afectan a la compañía.

Otro origen de cómo se crea el rumor puede ser intencionado y este puede ser aprendiendo a utilizarlo como un elemento importante en cuanto a la mejora del clima laboral, porque para nadie es un secreto que los trabajadores tienen más confianza por sus compañeros de área y la recepción de los mensajes para ellos poseen mayor velocidad y veracidad saliendo de los pasillos, que de los mensajes formales de la organización.

De igual modo, un rumor puede ser intencionado. Este puede ser aprendiéndolo a utilizarlo como un elemento importante en cuanto a la mejora del clima laboral, porque para nadie es un secreto que los trabajadores tienen más confianza por sus compañeros de área y para ellos la recepción de los mensajes poseen mayor velocidad y veracidad saliendo de los pasillos, que de los mensajes formales de la organización.

Frases como “¿te has enterado ya?” o “Pedro me ha contado que…” son típicas oraciones que nacen del rumor entre los empleados. Es importante tener en cuenta que los rumores para el personal de Recursos Humanos y el área de comunicación interna debe ser un tema que debe tener relevancia ya que pueden llegar a deteriorar la imagen personal o la reputación de la organización.

La forma que se utiliza como detectar los niveles de rumorología es a través de la información constante, es entonces que se debe tener absoluto control de qué es lo que se comenta entre los empleados y cual ha sido el impacto de cada uno de los comunicados.

También es importante tener en cuenta que los mensajes deben ser coherentes en todos los medios de comunicación y debe existir una persona delegada quien sea facilitador en resolver cualquier inquietud que se tenga respecto a los mensajes emitidos en la empresa.

Angie Natalia Vargas Cubides

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>